MATE

MATE
La vida en un mate: sorber despacio y saborearlo con intensidad, que el mate como la vida, cuesta tiempo prepararlo, pero sino se disfruta al beberlo, cuando se acaba es tarde.

1 de enero de 2013

Vuelta al mundo 2013, Capitulo 0-CUMPLIENDO SUEÑOS: Año viejo, año nuevo…sueños cumplidos y por cumplir.

CUMPLIENDO SUEÑOS: Año viejo, año nuevo…sueños cumplidos y por cumplir.

de Alberto Campa Montes, el martes, 1 de enero de 2013 a la(s) 18:31

Como cada año comparto unas palabras con amig@s, espero os gusten...abrazo para tod@s.
Otro año pasa, uno más, pero también uno menos. Por malos que sean algunos años, hay que intentar que pasen despacio, estrujándolos lo más posible, sacando el máximo jugo que cada uno pueda sacarle. Hay distintas medidas, distintas ilusiones y distintos sueños, pero en la medida de las posibilidades de cada uno, creo es necesario disfrutar con lo que a cada uno le gusta. Siempre me gustó más mirar lo positivo que lo negativo, de todo, de los amigos, de las grandes y de las pequeñas cosas, y en mi caso, los sueños perseguidos desde hace tiempo se fueron haciendo realidad. Los sueños tienen que ser lo suficientemente factibles y reales para poder cumplirse, pero también tienen que ser lo suficientemente grandes y difíciles de conseguir, para que supongan un esfuerzo mayor al de nuestra vida cotidiana.

A muchos de mis amigos les gusta correr, y cumplieron sus sueños de acabar y mejorar muchas maratones y medias maratones, y a mí me encantó compartir muchos momentos este año con ellos cumpliendo sueños, y siendo el mejor de ellos, una nueva maratón como fue correr la fabulosa Maratón de Berlín, entre viejos amigos.

A muchos otros amigos les encanta correr, subiendo y bajando montañas, en una incansable lucha contra uno mismo, donde los kilómetros de una maratón pasan a ser anecdóticos, para conseguir retos de grandes distancias y donde el tiempo es el gran protagonista, donde las horas corriendo, caminando, escalando…sufriendo, pasan y pasan, sin que con ellas disminuyan las ganas de completar el reto. Con ellos cumplí otro gran sueño acabando una más que gran carrera. Por fin soñé y acabé la larga y dura Travesera de Picos, con muchos amigos, y haciendo muchos amigos que viven la montaña como algo mágico, y ahondando mucho más en alguno de esos amigos con quien compartí muchísimos momentos en estos últimos años.

Tan mágicas son esas montañas, que a algún otro amigo y a mí nos sedujeron, no solo para hacer kilómetros y horas, sino también para subir metros y metros, hasta tocar casi el cielo africano desde su imponente Kilimanjaro, nunca olvidaré ese amanecer.

Y personalmente, también cumplí sueños de mi otra gran pasión después de mi familia, de mis chicas, de una genial Bípeda y de dos cariñosas cuadrípedas, con las que comparto cama y a las que tanto quiero, de esa gran pasión que me hizo cambiar tardes de observación de mapas y atlas, por poder pisar y ver esos sitios, esos lugares, a los que se llega con esa grandísima pasión que es, Viajar.

Durante muchos años de trabajo, ya casi treinta, se iba fraguando la posibilidad de poder ir ganando, el para mí, más preciado de los bienes, el tiempo. Fui comprando tiempo, ganando y ahorrando tiempo. Ese tiempo que hace, que palabras tantas veces leídas y situadas en un trozo de papel, estuvieran bajo mis pies este año. Palabras como Ngorongoro, Cataratas Victoria, Tanganika, Ruanda, ruta Báltica… y más y más. Lugares que pude ver, y se unían a muchos otros que también antes pude ver como Antártida, Everest, Polinesia, Laponia, Irán… y tantos otros y otros, que felicidad, que recuerdos, que puestas de sol, y en general que buena gente por todo el mundo .

Comienza un nuevo año, y este nuevo año me lleva a intentar un nuevo sueño, quizá el mayor sueño de un viajero, el sueño de poder vivir todos los husos horarios mundiales, el sueño de hacer girar ese globo terráqueo de mi salón, pero no solo verlo girar, sino hacerlo girar bajo mis pies hasta volver nuevamente a casa, sin pisar dos veces el mismo sitio. Comenzará pasado mañana, recorriendo todo nuestro hemisferio norte, la mayor parte sobre railes, pasando un poquillo de frío por tierras, ninguna de ellas cálidas en estos meses, pero intentaré cumplirlo e intentaré compartir parte de él con todos vosotros, esos amigos que me conocen, y también conocen mi pasión, y también disfrutan viendo y leyendo historias de viajes. Espero poder compartiros algunas fotos de sitios y gentes, gentes que también sueñan a diario, como nosotros, pero con diferentes cosas y desde lejanos lugares.

Soy afortunado por poder seguir intentando cumplir sueños, y así quiero seguir hasta que físicamente el cuerpo quiera. Cuando no pueda viajar sé que se me habrá muerto una parte de mi vida, pero también soy afortunado por tener la otra parte de esa mi vida, llena de otra gran pasión que siempre me ha apoyado en todo, para cumplir muchos otros preciosos sueños, y a la que estoy inmensamente agradecido de compartirme una parte del año. Que suerte tengo.

Y a todos vosotros, os deseo un año bueno, un año mejor, un año que os deje cumplir vuestros grandes o pequeños sueños, que os haga un poco más felices. Espero verlo y compartirlo pronto dándoos un fuerte abrazo a cada uno a lo largo de este nuevo año. Será mejor, fijo, os lo desea otro cumplidor de sueños, un amigo. Feliz 2000TRECE.

2 comentarios:

  1. Pues que se cumplan todos tus sueños y que los sigas compartiendo con quienes te seguimos, aunque últimamente nos tenías un poco olvidados. Tus fotos son...¡magníficas! No dejes de compartirlas.
    FELIZ 2013

    ResponderEliminar
  2. Un besazo Isabel, que tengas tambien un genial año.

    ResponderEliminar